domingo, 14 de septiembre de 2008

El Centro Vasco se viste de fiesta y la música vasca suena en un inigualable concierto









Desde la mañana en el Centro Vasco todo fue fiesta y trabajo.-
Se armó una sala de concierto en el Salón. Una tarima, sistema de audio, las banderas vascas y argentinas se reflejaban en los espejos, esperando el deseado concierto.-
Alrededor de 240 personas, recibieron a Juan Mari Beltrán y su conjunto.-
El Director de Cultura de la Municipalidad, le dio la bienvenida , entregándole obsequios en nombre de nuestra ciudad.
La gente del Centro Vasco de Suipacha, nos visitó para disfrutar del espectáculo
Ante un auditorio espectánte y asombrado, estos prestigiosos músicos, fueron haciendo viajar al público por diferentes lugares del país Vasco, contando, narrando, mostrando instrumentos típicos, que paso a paso iban sonando acompañados por todo el grupo.
Los aplausos, acompañaron toda la actuación, el txistu, la alboka, la gaita, la dulzaina, la txalaparta, la triquitrilla, el tun tun, y muchos otros instrumentos , permitieron a los presentes conocer algo más de la música vasca ...........y les trajeron a muchos ellos recuerdos y emociones de sus padres y abuelos.-
A pedido de los músicos, algunas dantzaris presentes, acompañaron las melodías .-
Un ingrediente fundamental acompañó todo el concierto, el modo didáctico con el que Juan Mari llegaba al público, el tono de su voz, su calidez, su humildad, su forma de decir las cosas...............
y especialmente el amor que pone en todo lo que hace y dice.
También el grupo de sus músicos, jóvenes la mayoría de ellos, y con un afecto especial por lo que hacen, conquistaron la atención de los presentes.
Pero como todo , el concierto llegó a su final, el público aplaudió de pié, y pidió un bis que no se hizo esperar.
La gente del Centro Vasco, obsequió al profesor, con una Samponia, instrumento tradicional argentino para su museo. El profesor Beltran, dejó en el Centro Vasco un libro sobre Txalaparta, y se comenzó el sueño de que la institución pudiera tener este instrumento. También hubo obsequios para todos los visitantes.-
El público no se retiraba, se acercaba a felicitar a los músicos y al profesor. Querían seguir conversando y preguntando sobre música vasca.-
Los presentes felicitaban a la gente del Centro Vasco, por organizar este encuentro ................
( las entradas se habían vendido algunas de ellas, se habían obsequiado a muchos de los socios de la institución por sorteo, y también hubo obsequios para gente de la ciudad que se interesó llamando al Programa de Radio )
La música vasca, impregnó a esta Casa , e hizo vibrar sus paredes y a sus visitantes.
Los periodistas de los dos diarios locales, de programas de radio y de la Televisión local, registraron el momento y realizaron entrevistas al Profesor Beltrán.-
El CENTRO VASCO , y la comunidad chivilcoyana, tuvieron el enorme placer de conocer a un gran músico de la cultura vasca junto a su grupo , experiencia que será única para este puñado de descendientes vascos.